Madrid prepara una rebaja en el IRPF y en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones

La Comunidad de Madrid prepara una rebaja en el IRPF y en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones también para cuando éstas se produzcan entre familiares de tercer grado, esto es, entre tíos y sobrinos y entre hermanos, aunque en estos casos se tratará de una bonificación parcial y no del 99% cuando se producen herencias entre padres e hijos.

La comunidad que preside Cristina Cifuentes ultima una reducción en ambos tributos, en los que Madrid se sitúa ya entre las comunidades autónomas que menos gravan. De esta forma, Madrid planea reducir la tarifa del tramo autonómico en el Impuesto sobre la Renta, que ya es el más bajo de España. La rebaja beneficiará a todos los contribuyentes madrileños, especialmente a las rentas más bajas.

En cuanto al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, el Gobierno de Cifuentes rebajará parcialmente la parte de este tributo que no tenía bonificada, ya que Madrid exime del 99% de la cuota a la primera línea de consanguinidad, es decir, padres, hijos, cónyuges y parejas de hecho. Pero a partir de ahí, las exenciones desaparecen y la carga fiscal va creciendo en el caso de hermanos y sobrinos. De esta forma, Madrid mantiene su política de incentivar la actividad económica y la inversión con impuestos bajos.

En el IRPF, la comunidad se adelanta a la carrera de anuncios que se prevén de cara a las elecciones autonómicas que se van a celebrar en junio de 2019, a las que los madrileños llegarán ya habiendo presentado su declaración de la Renta, de forma que habrán percibido la rebaja fiscal. Esta medida, además, puede atraer directivos cuyas empresas busquen regiones en la UE atractivas para establecerse tras el Brexit.

(Expansión, 13-03-2018)

archivado en: ,