Podemos quiere elevar al 25% el IVA de los productos de lujo, subir el tipo máximo de IRPF al 45% y cobrar un 30% a la banca por Sociedades

Unidas Podemos ha decidido endurecer su propuesta de reforma fiscal de cara a los comicios del 10N, elevando el gravamen que promete aplicar a grandes fortunas y empresas, a fin de distanciarse del programa electoral del PSOE. El partido se distancia así de la línea común, basada en el pacto presupuestario para 2019, que ambas formaciones venían defendiendo.

El programa electoral del partido que dirige Pablo Iglesias, anunciado el domingo, subraya que España recauda ocho puntos de PIB menos que la media de la zona euro y que durante la crisis la desigualdad se ha incrementado 20 veces más que en la media de la UE. Por ello, argumentan, es necesario mover las palancas tributarias para construir una sociedad más justa. Así, Iglesias promete “derogar las normas mediante las que PP y PSOE han institucionalizado la austeridad y la década perdida en España”, para dejar de priorizar la reducción del déficit al bienestar social.

A partir de ahí, Podemos aboga por imponer un tipo efectivo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades para las grandes empresas, como el PSOE, pero habla de un 20% para banca y petroleras, frente al 18% de los socialistas. Más allá, la formación morada propone un recargo de 10 puntos en el tipo nominal de la banca (hasta el 40%) para recuperar 60.000 millones del rescate bancario y habla de crear un “impuesto sobre los beneficios de las grandes empresas por contaminar”.

Podemos también busca elevar el tipo máximo marginal del IRPF del 45% al 47% para rentas a partir de 100.000 euros e incrementarlo progresivamente hasta el 55% para las que superen los 300.000 euros, mientras que se rebajaría al 18% para el primer tramo no exento de pagar el impuesto. El PSOE venía apostando por un alza de dos puntos desde los 140.000 euros y de cuatro a partir de los 300.000.

En paralelo, Podemos aspira a que las fortunas de más de un millón paguen un tributo extra del 1% sobre su patrimonio; a elevar el IVA de los productos de lujo al 25%; implantar las tasas Tobin y Google; eliminar la exención de IBI de la Iglesia; devolver el impuesto hipotecario a los consumidores de forma retroactiva; y prohibir el uso de sociedades pantalla para pagar menos por la vivienda.

(Cinco Días, 15-10-2019)

archivado en: ,