La negociación salarial arranca el año con subidas medias del 1,5%

Los convenios colectivos vigentes en enero 2018 y los nuevos firmados el mes pasado recogen un incremento salarial medio del 1,5%. Esta alza afecta a unos 3,6 millones de trabajadores que ya tienen pactadas sus condiciones laborales para este ejercicio, un 15% más que enero de hace un año, según los datos provisionales del Ministerio de Empleo.

Así, la negociación colectiva ha arrancado este año ligeramente al alza, ya que las subidas salariales medias que se están registrando son dos décimas más que las que se negociaban hace un año y seis centésimas mayores que las de diciembre.

En enero se mantuvo el esquema, generalizado tras la reforma laboral de 2012, que muestra avances salariales menores en los convenios de empresa que en los convenios sectoriales. Así, los primeros recogen un incremento retributivo medio en enero del 1,21% frente al 1,51% de los convenios de ámbitos superiores.

En este primer mes del año, los trabajadores del sector de la construcción fueron los que experimentaron mayores incrementos retributivos, con un alza media del 1,65% (2% según el convenio del sector y el 0,82% en los de empresa). Les siguieron los empleados de las actividades de servicios (1,55% de incremento medio); de la industria (1,43%) y los de la agricultura (1,12%).

Este arranque se produce en medio de las negociaciones que están llevando a cabo las cúpulas de los sindicatos CC OO y UGT y las patronales CEOE-Cepyme para intentar cerrar un acuerdo de negociación colectiva que incluya recomendaciones generales para la subida de sueldos de este año.

Las posturas de ambas partes estaban inicialmente muy distantes, ya que los sindicatos exigían incrementos mínimos de partida del 3,1%, lo que ya era una décima más que el máximo que ofrecían los empresarios (3%). En concreto, las patronales proponen una horquilla de alzas salariales de entre el 1% y el 2%, más un punto adicional por productividad en los sectores o empresas que se lo puedan permitir.

Pero, quizás, el escollo más importante en esta negociación no será tanto la recomendación de incremento salarial sino la intención sindical de establecer un salario mínimo de convenio del entorno de los 1.000 euros mensuales. Será probablemente en esta exigencia en la que CC OO y UGT deberán ceder algo si quieren cerrar un acuerdo con los empresarios, según fuentes de la negociación.

(Cinco Días, 13-02-2018)

archivado en: ,