Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana lideraron el desplome del PIB en el segundo trimestre

El Levante español fue la zona que más sufrió el desplome económico que el conjunto del país registró en el segundo trimestre. Y Cataluña, Islas Baleares y la Comunidad Valenciana, tres comunidades con no pocas similitudes, mediterráneas y muy dependientes del turismo, fueron las que más acusaron el golpe.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha publicado su estimación de composición del Producto Interior Bruto (PIB) por comunidades, y las tres mencionadas sufrieron una caída que en todos los casos superó un ya notable 22% en términos intertrimestrales que en el caso de las Islas Baleares llegó a un extraordinariamente negativo 26%.

Las caídas de estas regiones es superior incluso a la de Canarias, región que todas las previsiones incluían entre las dos que más castigo recibirían junto a Islas Baleares. La diferencia, en todo caso, es muy limitada ya que la comunidad canaria se desplomó un 21%. Llama asimismo la atención que, según los datos de la AIReF, Aragón, Navarra y La Rioja también sufrieron retrocesos superiores a la media y que oscilaron entre el 20,9% de la comunidad foral y el 19% de la región aragonesa.

La comunidad que registró un menor decrecimiento fue Extremadura, cuya economía decreció un 12,5%. La Región de Murcia se desmarcó de la caída del resto de regiones mediterráneas, en gran medida dada su menor dependencia del turismo, y cayó un 13,5%. Y en Galicia, el desplome se quedó levemente por debajo del 15%.

La Comunidad de Madrid, gran locomotora de la economía nacional junto a Cataluña, perdió un 18% de su PIB, y País Vasco, otro gran polo económico, la caída ascendió a un 16,7%.

(El Mundo, 06-08-2020)