Diferencias entre la cúpula del Banco de España y la Asociación de Inspectores y Auditores Informáticos del supervisor (AIBE)

Este colectivo remitió a la comisión que investiga la crisis financiera en el Congreso el esperado dictamen sobre las nuevas fórmulas de contratación de personal externo tanto del Banco de España como del Banco Central Europeo (BCE) para llevar a cabo tareas de inspección.

La entrega de este dictamen, realizado por el catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Córdoba, Manuel Izquierdo Carrasco, se produjo horas antes de que el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, acudiera por segunda vez a esta comisión el pasado 1 de abril.

Linde no tuvo más remedio que volver a hablar de los enfrentamientos entre la dirección del Banco de España y los inspectores. Aseguró que la “pelea” con la Asociación de Inspectores era “un tema muy doloroso que se arrastra hace años”. Tras considerar que no era “oportuno” entrar a “discutir con la asociación desde esta tribuna”, pues creía que “sería para la comisión una pérdida de tiempo” sí salió en defensa de la carta que envió en marzo a esta comisión, en la que cargaba contra la Asociación de Inspectores del Banco de España y desmentía que hubiese habido presiones sobre los peritos que denunciaron que las cuentas de Bankia estaban falseadas cuando salió a Bolsa.

Este comunicado “es una propuesta unánime” de los consejeros externos a la cual se adhieren los consejeros natos (del Banco de España). “Yo, como gobernador, y el subgobernador apoyamos este comunicado”, explicó.

El 27 de noviembre en este mismo escenario, el secretario de la asociación de inspectores, José Antonio Delgado, indicó que se apartó “de determinadas entidades a los que [en referencia a los inspectores] destapaban irregularidades”. Y aseguró que la caída de Banco Popular fue un aviso “de que algo falla”, para añadir que los supervisores están en manos de la banca.

Más detalle dio Linde con el otro frente que mantiene con la asociación: la modificación en las oposiciones para acceder a una plaza. El gobernador defendió que el actual proceso de selección es “muy cercano” al que se sigue en el BCE. “Creemos que el MUS está aquí para quedarse y todo lo que sea pensar que es posible salirnos o cambiarles las normas a los demás son fantasías”, recordó antes de calificar de “grave error” las posturas más críticas.

(Cinco Días, 16-04-2018)