El Ibex, sin rumbo claro con Irán y la Fed como referentes

El petróleo mantiene de momento el freno, en una jornada que incluye el primero de los dos días de reunión de la Fed. Los futuros en Europa cotizan con signo mixto, y esta indefinición podría dejar al Ibex cerca de los 9.131 puntos con los que cerró ayer.

Las primeras jornadas de la semana tenían un referente claro en los mercados financieros: la reunión de la Reserva Federal. Pero a medida que avanzan las sesiones los inversores tienen que vigilar muy de cerca los acontecimientos en Oriente Medio. Irán, sospechoso único de los ataques a los petroleros de la semana pasada, ha reforzado su desafío con el programa nuclear, al advertir públicamente que en apenas una semana superará el límite pactado de uranio enriquecido. La respuesta de EEUU no se ha hecho esperar, con el envío de otros 1.000 soldados más a la zona. El temor a que este pulso acabe derivando en un conflicto militar crece, y mantiene en guardia a los mercados.

El precio del petróleo, especialmente sensible al repunte de las tensiones geopolíticas en Oriente Medio, evita por ahora las drásticas subidas que se anotó la semana pasada a raíz de los ataques a los petroleros. Las dudas sobre la desaceleración, y, por consiguiente, sobre las perspectivas de demanda de crudo, pesan más, de momento, que las crecientes tensiones entre EEUU e Irán. El barril de Brent roza los 61 dólares, y el West Texas, de referencia en EEUU, bordea los 62 dólares.

Las Bolsas europeas activan el freno. El cierre de ayer de Wall Street apenas registró movimientos significativos, y el temor que genera la escalada de tensión ente EEUU e Irán añade más incertidumbre al primero de los dos días de reunión de la Reserva Federal. El desenlace de la Fed, sin embargo, no se conocerá hasta el cierre de mañana. Hasta entonces, los futuros en Europa cotizan planos o ligeramente a la baja, de forma que el Dax alemán pone en peligro de nuevo el nivel de los 12.000 puntos.

Las empresas de semiconductores se confirman un día más como uno de los sectores más penalizados por las disputas comerciales entre EEUU y China. Reciente aún el 'profit warning' de Broadcom, la alemana Siltronic ha adelantado unas ventas "significativamente más bajas" en el segundo trimestre del año, una situación que se mantendrá en el tercer trimestre. Otra empresa alemana de semiconductores, Infineon, sufre también las presiones bajistas, pero en su caso por el anuncio de una ampliación de capital. Las noticias son más alentadoras para otro de los referentes en Europa del sector de semiconductores, STMicroelectronics. Los analistas de Société Générale aconsejan 'comprar' sus acciones.

La Bolsa española comenzó la semana a la baja, y los futuros abren la puerta hoy a nuevos recortes. El Ibex pone en riesgo el nivel de los 9.100 puntos, después de cerrar con números rojos cuatro de las cinco sesiones anteriores.

(Cinco Días, 18-06-2019)