Guindos: “El 90% de los bancos europeos no son rentables”

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha aprovechado nuevamente para insistir en la baja rentabilidad de las entidades financieras europeas. Mantiene que el 90% de los bancos no cubren el coste de capital, o lo que es lo mismo, no son rentables. El número dos del BCE ha recomendado, como ya viene haciendo el supervisor europeo desde hace tiempo, a que los bancos tanto nacionales como del Viejo Continente emprendan fusiones, aunque reconoce que esta receta es complicada con rentabilidades como las actuales que se encuentran por debajo del 8% al 10%, niveles que los expertos consideran los mínimos para cubrir el coste de capital.

Estos ratios hacen "muy difícil" emprender los inevitables procesos de consolidación, ya que el mercado valora a la baja al sector financiero, lo que supone una traba para la capitalización del capital necesario para emprender estos procesos de concentración.

Pese a la eterna recomendación de Guindos para que la banca impulse procesos de fusión, el directivo admite que la política de bajos e incluso negativos tipos de interés impuestos por el BCE, y que se extenderá de forma "dilatada" en el tiempo, dificultan las operaciones de concentración. Reconoce que los bajos tipos de interés impiden que el mercado valore al alza al sector en Bolsa, lo que dificultan la captación de capital.

Guindos, que ha participado en unas jornadas de banca organizadas por KPMG y por Expansión, ha matizado, no obstante, que la baja rentabilidad del sector se debe a cuestiones estructurales, más que a los bajos tipos, razón por la que ha insistido, como lo hizo más tarde y en el mismo foro el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en que la banca baje sus costes. La competencia de los gigantes de internet es otra amenaza para el sector.

El número dos del BCE ha alertado del frenazo de la economía en Europa, la desaceleración es "evidente", ha señalado, pero ha insistido en que no hay riesgo de recesión, "No creo que la zona euro esté abocada a la recesión", ha explicado. Y ha descartado una subida de tipos de interés en un futuro próximo. No subirán "al menos que la inflación converja hacia nuestro objetivo", ha afirmado.

(Expansión, 15-10-2019)