Moody's recorta la calificación crediticia de cinco comunidades autónomas

La agencia de calificación estadounidense Moody's ha rebajado los niveles de calificación de cinco regiones españolas: Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Cataluña y Murcia. Se trata de las cinco comunidades que han pedido el rescate al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para cubrir sus necesidades de financiación en el segundo semestre de 2012. Al mismo tiempo, Moody's confirmó las calificaciones del País Vasco y la Diputación Foral de Bizkaia a Baa2, un escalón por encima de la calificaciones soberanas de bonos. Las puntuaciones de las regiones de Madrid, Castilla y León y Galicia también se confirmaron en Baa3, justo a la par con las calificaciones soberanas.

Por último, las calificaciones de la región de Valencia y de cuatro entidades relacionadas con el gobierno de Valencia han sido confirmadas en B1. Además de estas acciones de calificación, todas las regiones afectadas se mantienen con perspectiva negativa por la agencia de calificación en paralelo a la realizada ya con los bonos del Gobierno de España.

La decisión de Moody's de rebajar las calificaciones de Andalucía (Ba2 desde Baa3), Castilla-La Mancha (Ba2 desde Ba3) y Cataluña (Ba1 desde Ba3) y Murcia (Ba1 desde Ba3) se debió, según sus responsables, "al deterioro en sus posiciones de liquidez, como lo demuestran sus muy limitadas reservas de efectivo a partir de septiembre de 2012 y su significativa dependencia de las líneas de crédito de corto plazo para financiar las necesidades operativas".

(Cinco Días, 23-10-2012)