Nueva subida de la morosidad del crédito al consumo

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha advertido que el actual contexto de “menor dinamismo económico hace más probable” que se prolongue el período de bajos tipos de interés, con lo que la rentabilidad de la banca se verá sometida a una presión a la baja “adicional”. Los expertos hablan ya de cuatro años más de tipos bajos o negativos. Ante este reto, asegura que “mantener una rentabilidad adecuada es crucial, entre otros factores, para que los bancos puedan generar capital de forma orgánica y, de esta manera, reforzar sus niveles de solvencia”.

Aunque ha reconocido que los bajos tipos pueden terminar afectando a la rentabilidad de las entidades financieras, al limitar el margen unitario de intereses que estas pueden obtener, ha recordado que, desde una perspectiva de equilibrio general, también incrementan el crédito, reducen la morosidad y elevan el valor de los activos financieros y reales que los bancos tienen en sus balances. “El efecto neto agregado sobre la rentabilidad bancaria en general ha sido, hasta el momento, positivo en su conjunto”, ha asegurado.

Hernández de Cos ha avisado al sector de que el crédito al consumo y su morosidad han vuelto a acelerarse en el último trimestre, elevando la ratio de dudosos de este segmento en un contexto de desaceleración del consumo privado en la economía. El gobernador también ha insistido en que la banca se esfuerce para que mejore su reputación.

(Expansión, 15-10-2019)