Ya ha dado comienzo la campaña de declaración de la renta de 2020 y como todos los años, una de las dudas más extendidas es la de quién tiene la obligación de realizarla. Además, este año este tema es especialmente confuso debido a la gran cantidad de personas que se han visto afectadas por haber estado inmersos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE): alrededor de 3,5 millones de contribuyentes, para ser más exactos.

En este artículo te vamos a aclarar todas las dudas sobre en qué casos es obligatorio realizar este trámite y en cuáles no.

¿Quién está exento de presentar la declaración de la renta?

En primer lugar, hay que decir que no todos los contribuyentes están obligados a presentar la declaración de la renta. Aquellos cuyos ingresos anuales sean inferiores a los 22.000 euros y procedan solo de un pagador, no tendrán que hacerla. En el caso de que hayan tenido más de un pagador, este límite se reducirá a los 14.000 euros siempre y cuando la suma del segundo y posteriores, en el caso de que los hubiera, no superasen los1.500 euros.

Entonces, ¿quién está obligado a declarar por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)?

Rendimientos íntegros del trabajo

Hace referencia a lo que se percibe a modo de salarios, pensiones, sueldos… Es obligatorio realizar la declaración cuando se cumplan algunos de estos requisitos:

  • Cuando el rendimiento del trabajo personal supere los 22.000 euros anuales si procede de un solo pagador.
  • Cuando se perciba un importe de más de 14.000 euros en los siguientes casos:
      • Si el contribuyente tiene más de un pagador y la suma de las cantidades procedentes del segundo y restantes  ascienda a más de 1.500 euros al año.
      • Cuando los pensionistas con más de una pensión no se le hayan practicado las retenciones de acuerdo con las  determinadas por la Agencia Tributaria, previa solicitud del contribuyente al efecto, por medio del modelo 146.
      • Cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.
      • Cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a retener.
      • Cuando los rendimientos íntegros del trabajo se perciban sujetos a tipo fijo de retención.

            En caso de haber percibido un ERTE, los contribuyentes estarán sometidos a estas mismas normas y debido a que se considera que durante el periodo en el que estuvieron bajo un expediente de regulación temporal de empleo tuvieron dos pagadores, deberán declarar esos ingresos como tales. La única excepción por la que no estarán obligados a realizar la declaración de la renta 2020 es cuando la suma de los rendimientos del trabajo no supere los 1.500 euros.

            Por otro lado, en cuanto a aquellos que se hayan beneficio del ingreso mínimo vital,  estarán obligados a presentar la declaración por el IRPF tanto si el importe percibido está exento como si no y, con independencia de que cumplan o no los requisitos establecidos en el artículo 96 del la Ley de IRPF relativo a la obligación de declarar.

            Rendimientos del capital mobiliario y de ganancias patrimoniales

            Cuando se perciban ingresos relacionados con rendimientos de capital mobiliario y ganancias patrimoniales sujetos a retención e ingreso a cuenta que estén por encima de 1.600 euros o pérdidas que superen los 500 euros anuales.

            Rendimientos de letras del Tesoro y subvenciones

            Estarán obligados a presentar la declaración de la renta aquellos contribuyentes cuyos ingresos hayan sido  superiores a 1.000 euros brutos al año derivados de rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de las letras del Tesoro y subvenciones destinadas a la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado y demás ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas.

            Fechas clave en la presentación de la declaración de la renta 2020

            • 7 de abril: Se abre el plazo para presentar la renta por internet.
            • 4 de mayo: puedes pedir  cita previa para ser atendido de forma telefónica.
            • 6 de mayo: ya puedes presentar la declaración de la renta vía telefónica.
            • 27 de mayo: si prefieres hacerlo de forma presencial, a partir de de esta fecha puedes solicitar tu cita para acudir a las oficinas de la Agencia Tributaria.
            • 2 de junio: se inicia la campaña de la declaración de la renta de forma presencial.
            • 25 de junio: es el último día del plazo de las declaraciones con resultado a ingresar con domiciliación bancaria.
            • 30 de junio: termina la campaña de la renta 2020-2021.

            Si te surge cualquier duda a la hora de realizar tu declaración de la renta o prefieres que nosotros nos encarguemos de ella, consúltanos. Puedes escribirnos a través del siguiente formulario o llamarnos directamente al 916 173 432 (también disponibles en Whatsapp). Estaremos encantados de ayudarte. 


            0 comentarios

            Deja una respuesta

            Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

            Tamaño de la fuente
            Colores
            Iniciar conversación
            1
            Hola👋, soy María, de atención al cliente. Este es el Whatsapp de TCT ASESORES (+34 682 126 199)
            ¿En qué podemos ayudarte?