Bruselas espera que España pida los préstamos de la recuperación

La crisis del covid-19 está introduciendo por la puerta de atrás las piezas que tanto tiempo echó en falta la arquitectura del euro. El acuerdo de los líderes europeos de julio trajo un instrumento fiscal común, aunque de momento temporal: el fondo de recuperación. La emisión de deuda sin precedentes que realizará la Comisión Europea para financiar este fondo, y el mecanismo SURE para apoyar los ERTE, inundará los mercados de activos seguros denominado en euros, es decir, los 'eurobonos', vistos como un paso imprescindible para completar la unión monetaria.

Este martes, la Comisión emitió los primeros 17.000 millones de euros en sus bonos para financiar SURE. La demanda recibida alcanzó los 233.000 millones de euros, más de trece veces superior a la oferta, dejando los intereses prácticamente en cero (con tasas negativas para los títulos a 10 años y ligeramente superiores a cero para los bonos a 20 años).

Dado "el enorme éxito" de esta emisión, el comisario de Presupuestos, Johanes Hahn esperó este martes que más países se interesen por acudir a los préstamos que ofrece la Comisión a los Estados miembros frente a la pandemia a través de SURE y a través del fondo de recuperación. España recibirá 21.300 millones de SURE en varios tramos. La primera cantidad, que la Comisión no precisó, llegará en los próximos días. Otros 16 países también han solicitado la asistencia de este mecanismo, dotado inicialmente con 100.000 millones.

Sin embargo, el Gobierno español ha dicho que no pedirá los 68.000 millones en préstamos ventajosos que le corresponden del fondo de recuperación, y de momento utilizará los 72.000 millones en ayudas a fondo perdido. Preguntado por España y Portugal, que inicialmente también rechazó los préstamos del fondo de recuperación, Hahn explicó que Lisboa está reconsiderando su posición, vistos los bajos intereses de los "eurobonos" de SURE. Y se mostró "bastante seguro" de que podría haber "un cambio de opinión" en otros Estados miembros con dudas.

Acudir a los préstamos de la Comisión representará "una ventaja enorme" para países como España e Italia Preguntado de nuevo por España, no se atrevió a responder si Madrid reconsiderará su posición. Pero recordó que la ministra de Economía, Nadia Calviño, fue directora general de Presupuestos en la Comisión, y conoce bien los resultados de la emisión del martes.

Un alto cargo de la Comisión fue un poco más lejos al señalar que acudir a los préstamos de la Comisión representará "una ventaja enorme" para países como España e Italia. En los bonos a 10 años, Madrid y Roma cargan con unos intereses que rondan el 1% en los mercados. En el caso de los "eurobonos" de SURE, la Comisión recibió 102 euros por cada 100 euros emitidos, y estos beneficios pasarán sin coste a los Estados miembro cuando usen a Bruselas como intermediario.

Pero tal y como se felicitan en el Ejecutivo comunitario, esto es solo el principio. Porque la primera emisión de SURE representa "un punto de inflexión, tan solo por detrás de la llegada del euro", dijo un alto cargo de la Comisión citando a fuentes de los mercados.

(El Economista, 23-10-2020)