La Airef empeora su previsión de déficit al 14% por el ingreso mínimo y el gasto sanitario

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha alertado hoy de que la evolución de la crisis económica desatada por la pandemia del coronavirus Covid-19 “confirma una salida lenta” de la recesión abierta lo que, unido a nuevas medidas de gasto público como el ingreso mínimo vital, elevará el ya ingente agujero fiscal de España. Como consecuencia, el organismo fiscalizador ha actualizado al alza sus previsiones de déficit público para 2020.

En concreto, según ha detallado la presidenta del organismo, Cristina Herrero, en su comparecencia ante la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados, la Airef estima ahora que el déficit se elevará en dos décimas adicionales este año frente a las estimaciones que había anunciado hace un mes. Aunque entonces se presentaron dos hipótesis, una en línea con las previsiones del Gobierno y otra, más severa, que tenía en cuenta un rebrote de la pandemia en otoño que implicaría un mes adicional de confinamiento, Herrero se ha limitado a actualizar la segunda, que se daría ya por central, anunciando que el déficit alcanzaría el 14% este año.

Esta variación, respecto al análisis realizado sobre el plan de estabilidad presupuestaria presentada por el Gobierno ante Bruselas, se debe fundamentalmente a la creación del ingreso mínimo vital, que aportaría una décima de déficit adicional, y al mayor gasto sanitario efectuado por las comunidades autónomas, que aportaría otra más, ha detallado Herrero. En este escenario, la presidenta de la Airef ha reclamado que se tomen medidas para volver a lograr el equilibrio presupuestario en esta misma década, para que eso permita devolver la deuda pública del 115% al 95% previo a la crisis del Covid-19 entre 2030 y 2040 y así aspirar a rozar el objetivo del 60% en el entorno de 2050.

“En el ámbito macroeconómico, no hemos modificado nuestra visión, ni en el impacto, ni en la expectativa de una recuperación incompleta en 2021”, ha dicho Herrero, recordando que su previsión es que el PIB no recupere los niveles de 2019 hasta la segunda mitad de 2022. En este campo, el escenario adverso presentado por Airef hace un mes apuntaba a una caída del PIB del 11,7% en 2020, con un retroceso del 12,9% en el empleo y la deuda pública en el 122%. A partir de ahí, se esperaba que la economía se alzara un 5,8% el próximo año, el empleo creciese al 3,1% y la deuda alcanzara el 124%.

En paralelo, Herrero ha defendido que sería “justo” que las entidades locales, que vienen enjugando las cuentas públicas españolas con el superávit generado en los últimos años, puedan usar ahora esos recursos extra para impulsar su recuperación.

(Cinco Días, 05-06-2020)

archivado en: ,