España es el país europeo que más reduce el retraso en los pagos

La diferencia en el retraso medio en los pagos de las empresas españolas y europeas en el primer trimestre del año fue de 1,21 días a favor de España y es la cifra más elevada desde que hace un año la cifra de España se situara por debajo de la de Europa, según el Estudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas en Europa realizado por Informa D&B.

En el trimestre anterior la diferencia arrojaba un saldo positivo para las compañías españolas de 1,12 días, y la mayor diferencia se registró durante el último trimestre de 2011, cuando la media española era 8,6 días superior.

El retraso medio en los pagos de las empresas europeas durante el primer trimestre (13,46 días) es la mejor cifra registrada desde hace dos años, recortando 0,01 días respecto al del trimestre previo y 0,66 respecto al año anterior.

España, con 12,25 días de retraso medio entre enero y marzo, reduce sus números en mayor medida tanto respecto al último trimestre de 2016, 0,1 días, como frente a hace un año, 1,85 días menos, el mayor descenso registrado en Europa.

Según la directora de Estudios de Informa D&B, Nathalie Gianese, el primer trimestre del año mantiene la "buena tendencia" marcada por el comportamiento de pagos en España en 2016 con respecto a la media europea, y la diferencia se incrementa a 1,21 días a favor de las empresas españolas.

Portugal, con 26,61 días de retraso medio, es el país con peor comportamiento, recortando ligeramente sus cifras desde hace un año en 0,16 días. Irlanda es el segundo, con 19,79 días de demora, 3,53 más que en el primer trimestre de 2016. Le sigue Italia con una media de 18,56 días, un descenso de 0,86 días, al tiempo que Reino Unido también supera la media europea, con 14,27 días, aunque disminuye sus datos en 1,48 días en un año.

(Expansión, 17-06-2017)